Nuestro Proposito

Fides existe para servir a la iglesia cristiana en el movimiento global contra la corrupción.

El término Fides en su origen latino puede referirse a la fe, la confianza y la integridad (como en bona fides). Todas estas acepciones de Fides son relevantes a nuestro propósito y misión. Nuestra organización Fides existe para mobilizar, facilitar y apoyar a la iglesia, sus líderes y comunidades, en promover una cultura de integridad y confianza pública. A través de nuestro trabajo con la iglesia, buscamos complementar otras reformas y contribuciones, religiosas o de otra índole, para reducir la corrupción.

La lucha contra la corrupción demanda de un cambio cultural, especialmente en aquellas sociedades donde la corrupción es endémica y profundamente arraigada en las costumbres. Sin valores y normas subyacentes de integridad publica,  las sociedades no podrán reducir la corrupción en forma sostenible.  Nosotros creemos que la iglesia tiene un enorme potencial para ser un agente catalítico de cambio cultural.  Especialmente en países de mayorías cristianas, la iglesia puede cambiar la ética social hacia un mayor valor de la integridad pública, la confianza y el bien común.  Sin embargo, esto requiere empezar por poner la casa en orden.

1 Deseamos que la iglesia se eduque y tome conciencia en cuanto a los costos de la corrupción, las perspectivas culturales y bíblicas de la corrupción y como deberá responder la iglesia frente a este fenómeno. Para ello,  organizamos eventos de concientización y capacitación, ajustados a cada caso particular, que buscan motivar un cambio de actitudes.
2 Deseamos que la iglesia esté profundamente comprometida es sus comunidades en modelar y promover la integridad pública y reducir la corrupción. Para ello, ayudamos a desarrollar herramientas prácticas que mobilicen a personas y organizaciones a construir una cultura de integridad. Realizamos investigaciones empíricas sobre la relacion entre la religión y la corrupción para que dichas herramientas sean relevantes a cada contexto en particular.
3 Deseamos esfuerzos coordinados que aumenten, aceleren y mantengan el impacto transformador de la iglesia hacia una reducción permanente de la corrupción. Para ello, patrocinamos una red global de líderes y grupos cristianos comprometidos con esfuerzos anti-corrupción.

b

A %d blogueros les gusta esto: